viernes, 30 de mayo de 2008

Dicen que son Ilegales


¿De donde sacaron eso? Ilegal es quien se pone al margen de la ley. O contra la Ley. Pero resulta que en la Constitución de nuestros país se reconoce la libertad de expresión y el derecho de todo ciudadano a difundir sus ideas, sin limitaciones, sin fronteras, a través de cualquier medio de comunicación.(Art 19 ,Constitución de 1980) ES ESA LA PRIMERA LEY A RESPETAR.

Mas bien, los ilegales, los inconstitucionales , son aquellos que no conceden frecuencias a las organizaciones civiles cuando éstas las solicitan o gustar de mirar la paja en el ojo ajeno.- Además los Estados deben de garantizar el acceso equitativo de todos los sectores sociales a las frecuencias de radio y tv, a fin de promover la mayor libertad de expresión y el más amplio pluralismo informativo.-

DICEN QUE SON RADIOS PIRATAS ¿Piratas de qué? Pirata es quién se lanza al abordaje para apropiarse de un tesoro que no es suyo. El espectro radioeléctrico es un tesoro, pero Tesoro de todos los chilenos.- Un tesoro valiosísimo , pero colectivo,

PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD. Por serlo, no puede quedar en un cofre cerrado con llave sólo para unos cuantos .Que se sienten dueño absoluto del espectro radioeléctrico, no aceptando competencia alguna y proclaman la libertad de expresión a los 4 vientos. Pero cuando esta libertad de expresión busca ser ejercida por la ciudadanía, se escudan y argumentan competencia desleal.-

DICEN QUE NO PODEMOS PASAR PUBLICIDAD ?. Y por que no ?.
Lo comunitario no quita lo rentable. El mantener una emisora demanda gastos a cubrir .- El vender publicidad no conspira contra los objetivos sociales . Nuestra finalidad no es el lucro. Pues los beneficios que genera la emisora, se reinvierten en la misma empresa social.- Si bien, nuestra opción es generosa , pero no angelical. Hasta San Pablo enseñaba quien predica, viva de su predica.

¿ QUE ES EL REGIMEN DE LICITACIONES DE CONCESIONES ? No es otra cosa que entregar las frecuencias de radio y televisión a la empresa que ofrezca más dinero por ellas. ¿Quién da más? La libertad de expresión se subasta como si fuera un mueble de época o una pintura famosa. Pero el derecho universal a la palabra pública no puede depender de intereses políticos, ni posibilidades económicas.

En vez de andar de cazafantasmas contra los medios comunitarios, que no persiguen fines de lucros, mejor harían nuestros detractores en solicitar al Estado el revisar los marcos jurídicos actuales, obsoletos y discriminatorios, para que todos tengamos igualdad de oportunidades de acceso a las frecuencias.
Hemos escuchado repetidas veces la afirmación de que no hay democracia sin libertad de expresión. Pero, para ser equitativos, hay que decir también, que no hay libertad de expresión sin democratizar las actuales leyes de telecomunicaciones que dejan fuera a la ciudadanía.-

Sintonizar Chile a la modernidad de las comunicaciones globales, implica producir importantes cambios en el concepto y en la normativa técnica de este tipo de medios de comunicación.-