viernes, 30 de mayo de 2008

Desafíos del Nuevo Margo Regulatorio


Las palabras de la Presidente Michelle Bachelett sigue sonando en nuestra memoria . Especialmente cuando señalo “ Siento que con este proyecto que acabamos de firmar, lo que estamos haciendo es cumplir un compromiso, primera cosa, y segundo, creamos un estatuto jurídico especial que permita superar las dificultades históricas “

Las dificultades historias , cuales son éstas :

Con el nuevo marco regulatorio las radios comunitarias de Chile apuntamos principalmente:
a) que termine esta permanente discriminación contra los medios comunitarios en materia de potencia, años de concesión y derecho al financiamiento.
b) Que se establezca un marco jurídico donde se permita desarrollar un sector de las comunicaciones de carácter social y comunitario. Distante del privado y comercial

Un primer aspecto que buscamos con en esta nueva ley ; es permitir que los vecinos (as) y sus organizaciones administren y sean dueños de medios de comunicación. Por ello, apelamos que no sean privados los dueños de concesiones (hoy suman 150 concesiones otorgadas,) en desmedro de las organizaciones sociales de sus localidades .

Parar definitivamente el éxodo de radios comerciales que concesionan en radios de mínima cobertura, cuyos finalidad deéstos son:
evitar “competencias” con otros medios locales ; son administradas comercialmente y buscan establecer redes “enlaces” a nivel nacional que están prohibidas.

Estos significara que las propias organizaciones sociales y culturales accedan a obtener concesiones en su propias comunas.

La radio comunitaria podrá emitir y cubrir más de una comuna de acuerdo a su zona de cobertura . En zonas urbanas podrá contar con 25 watt de potencia y antena de 18 metros de altura. En zonas rurales podrán optar a 40 watt de potencia Esto garantizara ser escuchado en su radio de acción.

No se trata tan solo de obtener un medio de comunicación para ejercer la libertad de expresión , o el derecho y acceso al espectro radioeléctrico. Se trata de hacer una comunicación que busca intervenir en la propia comunidad , para generar cambios necesarios y oportunos para la comunidad Se busca responder a las necesidades y problemas locales y propios de la comunidad .

Tal vez , esta mirada desenfoca la tradicional mirada de quienes nos critica y nos acusan de “miopía” , Pero solo el comunicador comprometido con su localidad, e inserto en las organizaciones sociales de su comuna ,(no como un agente externo que usa a la población como lugar de trabajo), comprenderá el verdadero sentido de esta nueva dimensión de la propuesta comunicacional a la que nos comprometemos.

Por lo tanto, nuestras emisoras en el nuevo contexto de esta Ley , permite que la programación de su emisora, sea realizada por los propios vecinos (as) y sus organizaciones, que dan cuenta del cotidiano de sus comunidades. Sin mediación alguna.

Esta es una de las principales diferencias que tenemos con la comunicación tradicional , que la programación y administración esta en manos de los propios protagonistas y no tan solo de los “que saben” o “ son profesionales de las comunicación “.

Los desafíos que plantea el Proyecto de Ley
A los diversos actores que participamos en ello , es conocer si estamos dispuestos en democratizar las comunicaciones en materia de comunicación comunitaria . Ya otros países latinoamericanos nos aventajas en materia legal los nuevos marcos democráticos que se han establecidos para el desarrollo de las comunicaciones comunitarias.

Saber si existirá por parte de parlamentarios un apoyo a la comunicación local y comunitaria y no tan solo una voluntad de establecer restricciones y sanciones resucitando antiguos mitos y despertar fantasmas que se dieron en los 90: por ejemplo “ la injerencia del gobierno en el manejo de las concesiones y en el uso que haga de las mismas” (Diputado Monckeberg ) o “permitir que las radios comunitarias contraten publicidad se está incorporando una suerte de competencia desleal” ( Diputado Melero )(UDI) .

Por otra parte, saber si el Gremio de los empresarios de radios esta dispuesto a reconocer el derecho de los radiodifusores comunitarios a obtener financiamiento para el desarrollo de este segmento de las comunicaciones desde una mirada social y comunitaria .

Demas este en señalar que lo comunitario no quita lo rentable. No conspira contra los objetivos sociales vender publicidad no tampoco cobrar salarios dignos por el trabajo realizado. Sin embargo, no es por el billete que andamos en esta movida. Sino es para contribuir al desarrollo de nuestra gente y sus comunidades. .