viernes, 30 de mayo de 2008

Atento al Lobo

En este tiempo han aparecido la apertura de concursos públicos ...
Muchas organizaciones y grupos sociales se aprontan para participar y conseguir algún tipo de apoyo económico ...que pucha que se necesita.
Pero no solo grupos, sino también algunos particulares, que buscan desarrollar sus propuestas y conseguir algunas “platitas extra “ ...
Y la palabra mágica hoy día suena ....con “radio comunitaria”

Muchos de ellos elaboran sus proyectos considerando a las radios comunitarias para su difusión de algún “producto comprometido”, o lograr un mayor “impacto” que permitirá sumar algún “indicador” de alguna oficina publica.
Todo estaría bien si consideraran a las radios no tan solo como un instrumento , sino la consideran dentro de sus ítems , ayudando y beneficiando a estas para su desarrollo.
Y cuando se les habla de que si consideraron algún aporte ...Desde luego que la respuesta es un NO rotundo . Pues consideran que a éstas radios no se les “tiene que pagar”. Además nos dicen que son “comunitarias “ . Y nos reprochan por el echo de cobrar y solicitar algún aporte por el trabajo a realizar .
Lo comunitario para ello es sinónimo de improvisación, de segunda clase y gratuidad. Lo comunitario no tiene valor . Pero si... están dispuesto por el mismo trabajo pagarles a radios comerciales .
Otros mas osados , por decirlo menos. Hacen los proyectos incluyendo a las radios comunitarias, establecen y señalan que tienen una RED de emisoras para emitir todo tipo de contenido. Y se ofrecen un producto que será emitidos por éstas emisoras. Quedándose con todas las “monedas” pues son para pagar a los “profesionales” y/o gastos operativos . Que por supuesto no están incluidas las radios . Pues el verdadero trabajo lo hacen los profesionales ... y debe ser pagado su trabajo . Y el nuestro ???
Otros más sensible, compensara a esa radio regalando un “pac de cd “ o “unos fonos” para que se contente la emisora y le pueda firmar la cartita que compromete su participación .

Por otra parte la radio comunitaria deben de estar claro, que su gesto de buena voluntad y generosidad , que por pasar algunos contenidos o programas radiales, que ayuden a mantener una programación actualizada, implicara pagar un costo que le signifique, justificar más de algún proyecto, sin su consentimiento. El no ser valorado por su trabajo, ni reconocida su labor y recibir , a cambio cierta mendicidad por su servicio desinteresado.